Artistas

Sleaford Mods

El dúo de Notthingham integrado por el vocalista Jason Williamson -su fundador y responsable de las letras- y el músico Andrew Robert Lindsay Fearn (este se incorporó en 2012) es el conjunto musical que mejor está sabiendo expresar, desde el Reino Unido y con el post-punk como bandera, gracias a sus catarsis nihilistas y rabiosas, las crudas emociones de la clase obrera más hastiada.

Rap genuinamente británico, con cero vacuidad, bien callejero. Como se escribió en ‘Wire’, en la reseña de su disco “Key Markets” (2015), “muchos grupos entusiasmados con la promesa inicial del punk no han hecho mucho más que bailar alrededor de su cadáver. Sleaford Mods se las han apañado para animar a su fantasma”. O dicho con palabras de Clash Music, “Sleaford Mods saben expresar perfectamente y sin sonar forzados lo que se siente al vivir en Gran Bretaña en el siglo XXI, y desde aquí en adelante solo pueden hacerse más grandes”.

Llamándose primero That’s Shit, Try Harder y luego Sleaford, en los inicios del dúo Williamson tenía como otra mitad del proyecto a Simon Parfrement. Ambos crearon los cinco primeros álbumes de la formación, desde su debut homónimo de 2007 hasta “Wank” (2012). A partir de ahí Parfrement dejó la producción musical en manos de Fearn y han llegado cinco LPs más, “Austerity Dog” (2013), “Divide And Exit” (2014), el antes citado “Key Markets”, “Live At S036” (2016) y el último hasta la fecha, “English Tapas” (2017) -más dos EPs en 2014, “Tiswas” y “Fizzy”, y otro este año, “T.C.R.”-.

 

LA M.O.D.A

La Maravillosa Orquesta del Alcohol (más conocidos por el acrónimo ‘La M.O.D.A’) es un grupo de música surgido en Burgos hace más de seis años. Formado por siete componentes, este colectivo combina instrumentos poco habituales como acordeón, saxofón, banjo, mandolina o clarinete con influencias del folk, country, punk y rock and roll, dando lugar a una propuesta única cuyo punto fuerte reside en el directo.

Durante su breve pero intensa trayectoria, La M.O.D.A ha ido ganándose una base sólida de seguidores gracias a una ética de trabajo que podría resumirse en tres palabras: pasión, honestidad y carretera. A sus espaldas, un puñado de ep’s, dos discos de estudio y uno en directo, además de considerables giras, actuaciones en los principales festivales del país y presentaciones en Dublín, Londres, México, Francia o Italia. Tras un año fuera de los escenarios, el septeto reaparece con un nuevo LP titulado ‘Salvavida (de las balas perdidas)’, trabajo autoeditado en el que la banda dibuja nuevos horizontes musicales sin perder la identidad que, según crítica y público, les ha llevado a hacerse un hueco en el panorama de la música nacional de los nuevos tiempos.

‘Salvavida (de las balas perdidas)’ ha sido grabado por Santi García en su estudio ‘Ultramarinos Costa Brava’ en julio de 2017 y cuenta con la participación del músico burgalés Diego Galaz como arreglista y productor, labor que ha compartido con el propio S. García y con la banda. Como novedades musicales, cabe destacar la inclusión de instrumentos nunca antes utilizados por el combo: clarinete, tuba, vibráfono, saxo barítono o violín trompeta; el uso de todo tipo de guitarras, banjos o mandolinas, y la presencia de percusiones tradicionales del folklore castellano. Además, en las nuevas composiciones se aprecia mayor libertad de estructuras y más variedad rítmica, incluyendo el uso de compases irregulares muy poco habituales en la música mayoritaria.

En cuanto a las letras, pilar fundamental a la hora de entender la propuesta de La M.O.D.A, ‘Salvavida (…)’ escarba con convencimiento y necesidad en el terreno de las emociones humanas. En ellas encontramos temas de carácter social junto a otros de dimensión individual que hacen referencia al mundo interior de la persona. Hay reivindicación e inconformismo, con el resto y con uno mismo. Hay rabia pero también belleza. Hay miedos pero también sueños y esperanza, un anhelo de liberación personal y colectiva. El título y el propio disco giran en torno a la idea de purgar los demonios internos (y externos) a través de la música, de dar una segunda oportunidad al que nunca dispuso de una.

Maria Arnal i Marcel Bagés

Además de acumular galardones como el Premi Ciutat de Barcelona de Música o, más recientemente, el Premi Altavey, y colgar el cartel de entradas agotadas en teatros de Barcelona, Madrid, Burgos o Zaragoza, Maria Aranl i Marcel Bagés encaran la recta final de 2017 de la mejora manera posible: con “45 cerebros y 1 corazón” (Fina Estampa, 2017) erigido en uno de los discos clave del año, Mondo Sonoro les acaba de elegir como mejor disco nacional del año 2017. Su directo consolidado como una de las experiencias más emotivas, turbadoras y emocionantes de nuestro presente musical.

Desde la publicación de su álbum de debut, el pasado mes de abril, la vocalista de Badalona y el guitarrista de Flix han ofrecido casi setenta conciertos. De Cartagena a Bilbao, de Jerez a Figueres, de Tenerife a Coruña, han recorrido la Península demostrando que la autoría encaja a la perfección en su proyecto de continuación de la cadena de transmisión de la música popular.

Más allá de Tú que vienes a rondarme, número 1 del Top 50 Viral Spain de Spotify la semana de lanzamiento, y su medio millón de escuchas acumuladas, Maria y Marcel nos regalan un puñado de canciones que, con la memoria como leitmotiv, se han hecho ya inolvidables. También a nivel internacional, un camino iniciado este verano con actuaciones en Sines (Festival Musicas do Mundo), Sofía (Bulgaría), Moscú y la Expo Mundial de Astaná (Kazajistán).

Pablo Und Destruktion

“Pablo Und Destruktion tiene una prótesis de titanio, nueve tornillos clavados de lado a lado en su brazo que cuando cambia el tiempo le provocan serias incomodidades. Es una persona abierta y habladora, coge confianzas rápido u se enfada mucho cuando alguien falta a la verdad. Le gusta la amistad, la libertad y el buen tiempo. No le gusta la injusticia, la maldad, ni los niños malcriados. Ha desatascado varios pozos negros en la Comarca de la Sidra y ahora, empleando una técnica muy similar, se dedica a hacer canciones”. Asi se presentaba el cantante asturiano, cuyo nombre real es Pablo G. Díaz, cuando irrumpía en la escena nacional allá por 2012.

En sus cuatro discos publicados hasta la fecha, Pablo Und Destruktion se ha acercado a la canción astur y folk de autor con una cadencia misteriosa y psicodélica. Sus canciones son ceremonias con vida propia, cantos íntimos cargados de sensaciones y pesares extáticos. Convertido en una suerte de crooner visceral, tan pronto apunta a Nick Cave como a Paco Ibañez, dando en el clavo a base de toneladas de intensidad, personalidad y unas letras que saben buscar lo universal en lo popular, y sacar la belleza de la violencia ( y la violencia de la belleza).

Esas letras son las que le han servido para combinar la música con el teatro, protagonizando CINE, la última obra “La Tristura” ( que también forma parte del programa de Gijón Sound Festival 18), una de las compañías jóvenes de teatro contemporáneo más respetadas, y escribiendo y codirigiendo proyectos escénicos: “Las Manos de Orlac” y “Por todo el fuego”.

“Rockdeluxe” sobre “Predación” (2017)

Un artista valiente que no duda en extremar posturas, tanto éticas como estéticas, cuando la situación lo requiere. Obviar esta obra mayúscula sería sacrilegio. Así que acérquense sin miedo, regocíjense en ella.

“El Mundo” sobre “Vigorexia Emocional” (2015)

Lleva la canción romántica al límite y evita tópicos, indentifica la belleza de vivir con pescar cangrejos en el río y construye una impactante canción-río que define con lucidez el tiempo en que vivimos, “Busero español” culmen de esta obra maestra.

“Mondosonoro” sobre “Sangrín” (2014)

Pablo Und Destruktion no hace prisioneros y es su radicalismo y visceralidad lo que, más allá de paralelismos estéticos, le convierte en un proyecto personalísimo, único dentro y fuera de nuestras fronteras.

“La Fonoteca” sobre “Animal con Parachoques” (2012)

Un pequeño hit delicioso, cargado de belleza, magia, amor y miedo….

Bigott

Es un compositor e interprete español con 9 álbumes propios hasta la fecha. Originalidad y calidad son una constante de toda su discografía, se trata de un personaje difícil de clasificar, tanto pos su música como (aún más) en su persona. Poco amigo de convencionalismos y apasionado. Sus directos son experiencias únicas, una exaltación del disfrute de hacer lo que a uno le hace disfrutar, energía contagiosa entre Bigott y el público.

Arropado por su excepcional banda, Cristian Barros (teclados y guitarra), Clara Carnicer (coros y bajo) y Juan García (batería), el conjunto demuestra gran profesionalidad musical al servicio del espectáculo espontáneo y mágico que Bigott crea sobre cualquier escenario al que se sube.