Nuestra preocupación por la movilidad sigue intacta, seguimos creyendo que el mundo está imbuido en una revolución tecnológica que afectará directamente a todos los aspectos de nuestras vidas; de todas estos cambios este año nos hemos fijado en dos que creemos serán significativos en muy poco tiempo.

Por un lado la potenciación de la industria cultural
Por el otro lado la movilidad

Aunque no perderemos de vista el primero de ellos en el que nos iremos deteniendo a lo largo del año, este segundo que comentamos trae noticias que nos hacen ver que la cacareada revolución del transporte está a la vuelta de la esquina. Esto hará que la configuración de las ciudades cambien, que los hábitos de la personas cambien y que la actividad económica y cultural sufra una profunda agitación.

Aquí os mostramos algunas de las noticias que nos hacen prever que ya está a la vuelta de la esquina esta situación que describimos.

1. El abaratamiento de la energía, los coches eléctricos y la conducción autónoma.

La edad de piedra se terminó no porque la humanidad se hubiese quedado sin piedras, sino porque las rocas fueron sustituidas por una tecnología superior. así es como comienza el libro de Tony Seba: Disrupción Limpia de la Energía y el Transporte

Las proyecciones de Disrupción Limpia (basadas en las curvas de costos de tecnología, la innovación del modelo de negocio, así como la innovación de productos) muestran que para el año 2030:

– Toda nueva energía será generada por la solar o la eólica.
– Todos los nuevos vehículos del mercado masivo serán eléctricos.
– Todos estos vehículos serán autónomos (auto-conducción) o semi-autónomos.
– La flota de automóviles se reducirá en un 80%.
– La gasolina será obsoleta. La energía nuclear ya es obsoleta.
– El carbón y el gas natural serán obsoletos.
– Hasta el 80% de los espacios de aparcamiento ya no serán necesarios.
– El concepto de la propiedad individual de automóviles será obsoleto.
– La industria de seguros de carros se verá afectado.
– El sector de taxis cambiará por completo debido a la disrupción de nuevos modelos.
– El paisaje urbano se rediseñará.

La Edad de Piedra no se acabó porque nos quedáramos sin piedras. Se terminó porque las rocas fueron desplazadas por una tecnología superior: el bronce. La era de las fuentes de energía centralizadas, de “control y mando”, basadas en la extracción de recursos, no se terminará porque nos quedemos sin petróleo, gas natural, carbón o uranio.

Se terminará porque estas fuentes de energías, los modelos de negocio que utilizan, y los productos que los sostienen se volverán obsoletos gracias a tecnologías, arquitecturas de producto y modelos de negocios superiores. Tecnologías exponenciales como la energía solar, eólica, los vehículos eléctricos y autónomos traerán la disrupción y arrasarán las industrias de la energía y el transporte tal como las conocemos.

Ésta es una disrupción basada en la tecnología, reminiscente de cómo el teléfono móvil, internet o las computadoras personales arrasaron industrias como la telefonía fija, la publicación y la fotografía con rollos de película. Así como estas disrupciones voltearon la arquitectura de la información, así la disrupción limpia dará un vuelco a la arquitectura de la energía y traerá una energía limpia, abundante y participativa. Similarmente la disrupción limpia es inevitable y será rápida.

Puede ver más info:

Con estas afirmaciones y otras opiniones revolucionarias nos sorprendió a todos hablando con iñaki Gabilondo en su programa “ Cuando yo no esté”

2. La aparición de aplicaciones para la gestión de la movilidad de las personas.

Imagine una aplicación que pone a su disposición autobuses, trenes, taxis, coches de alquiler y bicicletas, que gestiona la mejor combinación de transporte para cada recorrido y que le permite olvidar el pago de billetes, pases y contratos de alquiler. ¡Imagínese la Netflix de la movilidad!

Whim es una aplicación de MaaS Global, una empresa de Mobility-as-a-Service que recibió en junio pasado una financiación de 10 millones de euros de Toyota. La visión de Maas Global es la de asegurar el transporte ilimitado, por tierra y aire en el espacio europeo, a través de una aplicación.

Hoy Whim ya asegura el transporte de personas de un punto A a un B en la ciudad de Helsinki, con una combinación de diferentes medios de transporte y en un modelo de pago único mensual.

La aplicación facilita la planificación de cada viaje, la ruta y los billetes electrónicos para cada medio de transporte. Además del modelo de suscripción, por el momento está disponible un formato “pay-as-you-go” que, no siendo tan práctico, permite experimentar el servicio.

En el modelo de suscripción y en el caso de los automóviles, el usuario define el número de días al mes en que quiere utilizar cada tipo de vehículo. Por ejemplo: 4 días para un utilitario, 2 días para un SUV y 1 día para un vehículo comercial, así como el precio de la mensualidad se define en función de esta opción.

Cuando el usuario define un trayecto, la aplicación combina los diferentes medios de transporte para llegar al lugar y le dice exactamente a qué hora debe iniciar el viaje para llegar a tiempo a su destino. Los movimientos se pueden seguir en un mapa, en el propio smartphone. La aplicación utiliza inteligencia artificial para aprender los movimientos del usuario y, de esta forma, llegar a ser más útil.

Ya existen aplicaciones que combinan diferentes soluciones de transporte y que permiten pagos por “paquete de movilidad”, como la interesante solución de MobiCascais, en Portugal. A pesar de integrar menos de soluciones de transporte, de no incluir funcionalidades de gestión de los recorridos y de la modalidad de pago mensual es menos amplio, esta iniciativa es un buen indicador de las oportunidades que existen en este ámbito.

3. Después de leer esto todavía podemos pensar que el mundo no está cambiando, todvía nos podemos seguir cuestionando que nuestro modelo de ciudad debe de cambiar, parece evidente que ha llegado el momento de afrontar los retos del siglo XXI.

Desde Gijón Sound llamamos a todas las instituciones y organizaciones públicas y privadas a participar de esta discusión que afectará a todas las ciudades del mundo y las obligará a reinventarse con nuevas fórmulas de organización y gestión.

Share This